12/1/16

Poesía noruega, Hans Børli. Hender av vind

Después de muchos años de extravío

yo sé

que manos de viento

siempre sujetaron mis ciegos pasos

en los vaivenes de la vida.



Un insensato soy y

seré por siempre jamás.

Pero en medio de la oscuridad

en el desvariado camino hacia la muerte

esta repentina caricia,

este apretón amistoso en el brazo:

- No! Allí no ...



Mi corazón no se ha convertido

todavía en carroña. Porque

manos de viento

siempre me detuvieron

en el extremo del precipicio de

la podredumbre de los cuervos.

Leer más poemas de Hans Børli.

Hender av vind

Etter mange år på villstrå
vet jeg
at hender av vind
alltid stødde mine blinde steg
gjennom ulendet.

En dåre er jeg og
skal jeg alltid vedbli å være.
Men midt i mørket
på dårskapens vei mot døden
denne plutselig berøring,
dette staggende tak i armen:
- Nei! Ikke der ...

Mitt hjerte er ennå ikke
blitt et åtsel. Fordi
hender av vind
alltid stoppet meg
ytterst på randen av
ravnefløget.