14/5/17

Unicef Noruega por el pueblo quechua

Luis, de un año de edad, y su madre Maria Broncano Mejia, pertenecen al pueblo indígena Quechua asentado en Llacuash en el cordillera de los Andes.

Los niños pertenecientes a los pueblos indígenas tienen todavía un peor acceso a servicios sociales básicos que otros niños. UNICEF colabora con las autoridades para asegurar que cada vez más niños indígenas sean registrados como ciudadanos, de forma que puedan ir a la escuela y tengan acceso a servicios públicos sanitarios.



Ett år gamle Luis og moren hans, Maria Broncano Mejia, tilhører urfolket Quechua som holder til i Llacuash i Andesfjellene.

Barn som tilhører urbefolkningen har fremdeles dårligere tilgang til grunnleggende tjenester enn andre barn. UNICEF samarbeider med myndighetene for å sikre at flere barn i urbefolkningen blir registrert som borgere, slik at de får gå på skolen og får tilgang til offentlige helsetjenester.

Fuente: UNICEF