14/5/17

Grave denuncia en las plataformas extractoras de Noruega

Uno de los jefes de plataforma de Statoil ha avisado a Control Petrolero sobre una cultura laboral basada en el miedo, puestos de trabajo sin cubrir y falta de competencia en la plataforma continental noruega. Además se acusa a la dirección de la compañía de acosar al personal que informa sobre fallos.

El mensaje ha sido enviado a Control Petrolero, Ingrid di Valerio que es líder de Tekna en Statoil, Torstein Hole que es director en el desarrollo de explotación y a la Dirección General del Petróleo.

-He trabajado en puestos directivos en las plataformas durante muchos años en Hydro y Statoil, tanto de jefe de línea como jefe de plataforma. Se ha hecho muy buen trabajo después del accidente de Gullfaks, pero considero oportuno de cualquier manera enviar este mensaje porque somos muchos los que estamos intranquilos por cómo se está desarrollando la empresa, se dice en la carta anónima.

En ella se describe una cultura laboral basada en el miedo en la que los trabajadores de las plataformas tienen temor de expresar sus propias ideas, temor de denunciar fallos y cosas que faltan en el trabajo de seguridad y una cultura de decir sí a todo en la que muchos tienen miedo de ser castigados económicamente y laboralmente.

Esto estaría contribuyendo a que se está informando erróneamente o no se está informando sobre lo que sucede en la plataforma.



En av Statoils plattformsjefer har varslet Petroleumstilsynet om fryktkultur, underbemanning og manglende kompetanse på sokkelen. Og selskapets ledelse blir beskyldt for å trakassere varslere.

Meldingen er sendt til Petroleumstilsynet, Ingrid di Valerio, leder for Tekna i Statoil, direktør for driftsutvikling Torstein Hole og Oljedirektoratet.

– Jeg har jobbet i lederstillinger offshore i mange år i Hydro og Statoil, både som første linjeleder og som plattformsjef. Mye godt arbeid er gjort etter Gullfaks-hendelsene, men jeg finner det likevel på sin plass å sende denne bekymringsmeldingen da vi er mange som er urolige for utviklingen i selskapet, står det i det anonyme brevet.

I bekymringsmeldingen beskrives det en fryktkultur hvor offshoreansatte er redde for å komme med egne meninger, redde for å påpeke feil og mangler i sikkerhetsarbeidet og en ja-kultur hvor mange er redde for å bli straffe lønnsmessig og karrieremessig.

Dette skal føre til feilrapportering og underrapportering av hendelser.

Fuente: Teknisk Ukeblad