14/5/17

Farolazo en la psiquiatría noruega

Fuente: http://www.dagensmedisin.no/nyheter/2010/09/16/psykiatrien-pa-stedet-hvil/index.xml

Helsebløff i psykiatrien

I fjor var det like mange voksne psykisk syke under behandling som på venteliste. Og fristbruddpasientene tilbys ikke behandling. - En helsebløff, sier norsk psykiater. Køene vokser, og departementet er bekymret.

Fristbrudd, færre årsverk og lengre køer, det er status for psykiatrien i fjor. Nå viser den nye Samdata-rapporten fra Helsedirektoratet at flere forhold i psykisk helsevern ikke er særlig forbedret.

Ifølge rapporten var det 417 pasientkonsultasjoner per fagårsverk i fjor. Dette er en nedgang på 3,5 prosent fra året før.

Situasjonen blir neppe bedre av at også antallet årsverk viser en nedgang fra 2008 til i fjor, med henholdsvis 5,4 prosent for voksenpsykiatrien og 8,4 prosent for BUP.

I samme periode har ventetiden på poliklinisk behandling også blitt lengre.

Køene vokste i voksenpsykiatrien, fortrinnsvis på grunn av flere nye henviste pasienter.

I fjor ventet barn og unge lengre på innleggelse enn året før, i median 37 dager mot 26 dager i 2008.

Ventetiden for innleggelse hos voksne var uforandret, med median 22 dager.









Situación grave en la psiquiatría noruega.

El año pasado había el mismo número de pacientes adultos en tratamiento psiquiátrico como los que estaban en lista de espera. Y a los pacientes que según la ley tienen derecho a una oferta sanitaria ofertada por el hospital que no la cumple en los plazos reglamentados, no se les ofrece ningún tratamiento. Un escándalo sanitario, dicen los psiquiatras noruegos. Las listas de espera aumentan, y el ministerio está preocupado.

Incumplimiento de los plazos, menos especialistas y largas listas de espera, este es el estatus de la psiquiatría el año pasado. El último informe Samdata de la Dirección general de sanidad muestra que varios aspectos de la sanidad psiquiátrica no han sido mejorados.

Según el informe hubo 417 consultas por especialista el año pasado. Esto supone una caída del 3,5 por cien con respecto al año anterior.

La situación no es mejor tampoco en el número de especialistas donde se muestra un descenso con respecto al 2.008 del 5,4 por cien en la psiquiatría para adultos y 8,4 por cien para niños y adolescentes.

En el mismo período de tiempo el tiempo de espera para tratamiento clínico también ha sido mayor.

La lista de espera en la psiquiatría para adultos creció, primeramente por motivo de mayor número de pacientes derivados.

El año pasado los niños y adolescentes que debían ser ingresados tuvieron que esperar una media de 37 días contra los 26 del 2.008.

El tiempo de espera para los adultos que debían ser ingresados fue de 22 días, el mismo que el año anterior.