3/4/17

EU i krise. La UE en crisis


EU er inne i sin kanskje mest alvorlige krise noensinne og utfordres både internt og eksternt. Internt ser vi en økende tillitskrise mellom folk og eliter. Store deler av befolkningen i EU-land er kritiske til EU og legger skylden på EU for mange av de samfunnsproblemene medlemsland sliter med. Det britiske folk har nylig stemt for å melde seg ut av unionen, og mange frykter at andre land vil følge etter. Eksternt utfordres EU av et mer selvhevdende Russland som aktivt bidrar til å destabilisere Europa og et mer proteksjonistisk, uforutsigbart USA etter valget av Trump som ny president.

Historisk har integrasjonsprosessen ofte kommet styrket ut av ulike kriser. Integrasjonen på 1950-tallet var en direkte reaksjon på andre verdenskrig, en krig som viste hvor galt det kunne gå om nasjonalismen fikk blomstre. Hensikten var å binde de europeiske landene – især Frankrike og Tyskland – så tett sammen økonomisk og etter hvert også politisk at en ny storkrig mellom de to ikke lenger skulle være mulig.



La UE se encuentra probablemente dentro de su más grave crisis de todos los tiempos y se halla confrontada tanto interna como externamente. En el plano interno vemos una crisis de credibilidad creciente entre la población y las élites. Grandes sectores de la población de países de la UE se muestran críticos con la Comunidad y la hacen responsable de muchos de los problemas sociales que los países miembros están padeciendo. El pueblo del Reino Unido ha votado recientemente por su salida de la Unión, y muchos temen que otros países vayan a hacer lo mismo. En el plano exterior Europa es confrontada por una Rusia cada vez más pujante que trabaja activamente para desestabilizar Europa y del otro lado del Atlántico por los USA, que con la victoria de Trump se vuelven más proteccionistas e impredecibles.

Históricamente el proceso de integración a menudo se ha visto fortalecido a través de varias crisis. La integración en la década de los 50 fue una reacción directa de la segunda guerra mundial, una guerra que mostró lo mal que pudo ir cuando el nacionalismo tuvo la oportunidad de florecer. La idea fue unir a los países europeos -en especial Francia y Alemania- estrechamente relacionados económicamente primero y políticamente después con el objeto de que una nueva gran guerra entre los dos no volviera a suceder.


Fuente: nupi.no