La comisión propone una reducción del 27 al 20% en el impuesto de sociedades y que esta se combine con otras medidas para evitar la fuga de capital. Se proponen también cambios en el tipo impositivo para las personas de forma que se pueda adaptar a la menor imposición de las empresas, además de cambios en el impuesto del patrimonio e impuesto al valor agregado.

Fuente: regjeringen.no