31/12/14

Por qué no consigue Noruega reducir sus emisiones contaminantes?

En 1 990 las emisiones de gases de efecto invernadero en Noruega fueron de 50,5 millones toneladas. El año pasado fueron 52,8 millones. Esto es un aumento del 4,8%. El año que viene los políticos noruegos tienen que volver a definir la política para el clima. El Parlamento de Noruega tramitará en febrero una propuesta gubernamental para tratar los objetivos de recorte de emisiones a partir del 2 020. Estas negociaciones no serán fáciles como tampoco lo serán las que se celebren en Paris en diciembre entre los líderes de las naciones del mundo.

En los países vecinos de Noruega los recortes en las emisiones han sido importantes. Gran Bretaña, Alemania y Dinamarca han recortado las emisiones en un aproximadamente 25% mientras que Suecia lo ha hecho en un 21%. En total la UE ha recortado un 19% desde 1 990, que es el año referencia para las negociaciones internacionales para el clima.

Noruega tiene en la actualidad un porcentaje de energía limpia y renovable del aproximadamente 65% debido a sus recursos hidráulicos. Sólo Islandia supera a Noruega en este sentido en Europa. Por eso no es tan fácil para Noruega recortar sus emisiones como lo hacen los europeos, que tienen que pasar del carbón a las renovables. Noruega no tiene que hacer el mismo proceso.

Para observar las emisiones contaminantes noruegas hay que tener en cuenta otros factores. Las emisiones procedentes del gas y del petróleo han aumentado un 81% desde 1 990, mientras que el transporte lo ha hecho en un 25-30%, informa Steffen Kallbekken del Centro de investigación CICERO. Esta es la razón fundamental que explica por qué no se han conseguido reducir las emisiones en Noruega, dice él.

Elin Lerum Boasson, también investigadora de CICERO, piensa que además Noruega ha estado dominada por otra mentalidad que los europeos.

-Los que dicen que Noruega se encuentra en una situación especial, tienen razón. Tenemos otro sistema energético con nuestra energía hidráulica y hemos experimentado un aumento enorme en las emisiones debido a la extracción de gas y petróleo. Pero también tenemos otra política climática, dice ella.

Según Boasson son los ingenieros los que han dominado en la planificación de políticas en Europa. En Noruega en cambio este pensamiento ha sido dominado por los economistas sociales, que se han opuesto a las reducciones en Noruega porque es más barato pagar para que otros países hagan recortes en el extranjero. Así es como Noruega en la actualidad cumple con sus compromisos de recorte de emisiones contaminantes.

-Noruega es totalmente especial con su insistencia en la reducción de emisiones contaminantes internacional más que en su propio país. Hemos pensado totalmente diferentes en la cuestión de política climática, dice Boasson.

Fuente: dn.no