31/10/14

Juventud noruega y motivación para estudiar

Los alumnos de secundaria tienen opiniones claras sobre cómo tiene que ser un buen profesor: un buen profesor tiene que involucrarse, tener buenos conocimientos, ser paciente, dispuesto a ayudar y ser una buena persona.

Los peores alumnos desean mayor variación en los horarios de escuela para poder continuar. El contenido de la enseñanza es suficiente para despertar el interés y la motivación de los alumnos que se muestran como buenos estudiantes.

Las calificaciones son importantes para los alumnos. Son importantes para valorar su esfuerzo, y porque clasifican a los alumnos como buenos estudiantes, malos, empollones, etc.